Depósitos de presión de refuerzo

 

Los depósitos de composite WellMate de Pentair son los preferidos en los mercados residenciales, comerciales y agrícolas de todo el mundo por su rendimiento incomparable.

Los depósitos WellMate de Pentair constan de un revestimiento interior de polietileno de alta densidad y un revestimiento exterior de fibra de vidrio sellado con resina epoxi; los depósitos de presión de refuerzo Pentair Wellmate no contienen acero, por lo que no se oxidan.

Sus características hacen que todo resulte más fácil. Requieren muy poco mantenimiento, porque no se abollan y no incluyen pintura que pueda descascarillarse o requiera retoques. Su ligero peso (la mitad que los depósitos de acero) hace que su instalación resulte más fácil y rápida. De hecho, casi todos ellos pueden ser instalados por un solo instalador, lo que contribuye a reducir los costes. Además, cuentan con la garantía de que no introducirán agentes químicos ni elementos indeseables en el agua.

Los depósitos WellMate están certificados con el sello CE y NSF/ANSI y están completamente libres de plomo.

Consulte la gama completa de depósitos de presión de refuerzo