el agua contiene más elementos, a parte de agua

El filtrado del agua es el proceso de eliminación de productos químicos, contaminantes biológicos y sólidos en suspensión no deseados del agua contaminada.

La mayor parte del agua se desinfecta para consumo humano (agua potable), pero la purificación del agua también está diseñada para muchos otros fines, incluyendo el cumplimiento de requisitos de aplicaciones médicas, farmacéuticas, químicas e industriales.

Métodos de filtrado

Existen varios métodos de filtrado para adaptarse a distintos requisitos, siendo los más comunes:

  • Procesos físicos, como el filtrado a través de un lecho de medio, sedimento y filtrado de carbón con filtrado por cartuchos y membranas
  • Procesos químicos como la desinfección, añadiendo cloro, dióxido de cloro u ozono.
  • Procesos fisico-químicos como el tratamiento de coagulación, floculación seguida de sedimentación (eliminación de flóculos mediante separación sólida/líquida)

El objetivo de la purificación del agua es la reducción de los elementos no deseados, incluyendo partículas en suspensión, parásitos, coloides, bacterias y virus.

Pentair ofrece productos de filtrado que emplean distintos métodos de filtrado:

FILTRADO DE SEDIMENTOS

El filtrado de sedimentos es una de las opciones más básicas del tratamiento del agua. Este tipo de filtrado se realiza eliminando mecánicamente los materiales sólidos de un caudal de fluido mediante el uso de un medio sólido que atrapa las partículas. Los filtros de sedimentos se pueden dividir en 2 grupos, dependiendo del medio de retención utilizado: Cartuchos de filtros en profundidad y cartuchos de filtros en superficie. 

Descubra la gama de productos de filtrado de sedimentos de Pentair

 

FILTRADO DE CARBÓN

Este método de filtrado emplea un lecho de carbón activado para reducir los contaminantes e impurezas mediante la absorción química y, potencialmente, el filtrado físico cuando se encuentra en forma de bloque de carbón.

Cada partícula/gránulo de carbón ofrece un gran área de superficie/estructura porosa, que expone la máxima cantidad de contaminantes a los sitios activos dentro del medio de filtrado. Así, 450 g de carbón activado contienen una superficie de 40 hectáreas, aproximadamente.

El carbón activado funciona gracias a un proceso denominado absorción por el que las moléculas de contaminación del líquido quedan atrapadas dentro de la estructura porosa del sustrato del carbón. Lo filtros de carbón activo son los más efectivos a la hora de eliminar cloro, sedimentos bajo la forma de bloque de carbono, compuestos orgánicos volátiles (VOC) emitidos por pesticidas, por ejemplo, el sabor y el olor del agua. No resultan efectivos a la hora de eliminar compuestos inorgánicos disueltos, sales ni minerales.

Descubra la gama de productos de filtrado de carbón de Pentair

 

FILTRADO POR MEMBRANA

Los filtros de membrana se usan generalmente para filtrar aguas potables y aguas residuales. Para aguas potables, los filtros de membrana pueden eliminar prácticamente todas las partículas suspendidas por encima de las 0,0001-0,1 µm o incluso reducir la concentración de materias disueltas.

Los filtros de membrana son una solución efectiva para el tratamiento terciario cuando se desea reutilizar el agua para la industria, en concreto para la preparación de bebidas (incluyendo agua embotellada), para fines domésticos limitados o para antes de verter el agua a un río fuente de abastecimiento de ciudades aguas abajo.

A continuación se recogen dos ejemplos de filtrado por membrana:

  • ULTRAFILTRADO

El ultrafiltrado (UF) es un proceso de filtrado por membrana en la que el agua de admisión se empuja contra una membrana de fibra hueca, en la que cada fibra está perforada mediante millones de poros con un tamaño de 0,01-0,1 µ. Cualquier elemento no disuelto con un tamaño de poro superior al de la membrana queda retenido físicamente. El agua, así como las materias disueltas, pasarán a través de la membrana UF.

El proceso UF puede emplearse en la eliminación de partículas y macromoléculas del agua sin tratar para generar agua potable. Se ha empleado para sustituir sistemas de filtrado secundarios (coagulación, floculación, sedimentación) y terciarios (filtrado con arena y cloración) existentes empleado en plantas de tratamiento de agua o como sistemas autónomos en regiones aisladas con poblaciones en crecimiento.

Diversos sectores, como el químico y el de fabricación farmacéutica, el de procesamiento de comidas y bebidas y el de tratamiento de aguas residuales, emplean el ultrafiltrado para reciclar agua o añadir valor a productos ulteriores. La diálisis médica también emplea procesos de ultrafiltrado.

Descubra el sistema de ultrafiltrado Pentair

  • ÓSMOSIS INVERSA

Este método emplea presión mecánica aplicada en una solución contaminada para forzar el paso del agua pura a través de una membrana semipermeable. Teóricamente, la ósmosis inversa es el método más completo disponible de purificación de agua a gran escala, aunque la fabricación y mantenimiento de las membranas semipermeables es complicado. A menos que las membranas cuenten con un buen mantenimiento y se establezca un pre-tratamiento adecuado, las algas y otras formas de vida pueden colonizar las membranas y los calcáreos u otros sedimentos pueden reducir o incluso obstruir las membranas.

Descubra nuestros sistemas de O.I.